15 de noviembre de 2011

Punto y seguido

Este blog llegó a su fin hace ya muchos años. Faltaba sólo que yo certificara aquí su defunción. Lo hago, pues, como creo que deben hacerse estas cosas: con un punto y seguido.