8 de diciembre de 2004

Asuntos de estado y otras cosillas

Asuntos de Estado

No deja de ser curioso que el debate político haya tardado tanto tiempo en centrase en auténticos asuntos de estado. Por fin nuestros ilustres representantes dedican su tiempo a cuestiones de considerable importancia. Me refiero, claro está, al encendido debate sobre el llamado “Grupo Risa”, su supuesta conexión con la COPE, el “infamante y sexista” vídeo sobre las ministras. Ilústrese cada uno como prefiera:

La noticia en El Mundo

La COPE insiste
¿Quien está detrás según IBL?
Grupo Risa "comunica".

Se me ocurre, de todas formas, algún que otro comentario al respecto:

En primer lugar, que haya “fotomontajes infamantes” en la red es noticia ¿desde cuando? ¿A quien no le ha llegado aquella famosa foto de Bin Laden sodomizando a Bush? (Por cierto, Bush no dedicó ni un segundo a la cuestión).

Segundo: ignoro si existe relación entre la COPE y esta página. Me inclino a pensar que no porque la iglesia está especializada en cometer otro tipo de errores. Si tanto insisten en no tener nada que ver con ella por algo será.

Es verdad que la página se registró el 17 de marzo y que su propietario era ALEJANDRO ARENZANA MAGAÑA. Lo curioso es que si uno hace una búsqueda en Whois, los datos han desaparecido y uno se encuentra esto:

Domain name: gruporisa.com
Registrant Contact:
Restringed Restringed (admin@gruporisa.com)
+1.000000000
Fax:
Restringed
Restringed, RE 00000
US

En
www.gruporisa.com (la pagina ha estado cerrada un tiempo, pero hoy a las 16:30 estaba operativa) ha desaparecido la página sobre Protección de datos pero sigue existiendo en la caché de Google y deja claro que el propietario es el tal Alejandro Arenzana. No he podido confirmar si este caballero pertenece a Nuevas Generaciones pero sí participa en los foros de la página del partido Popular. Por tanto, el comunicado del Grupo Risa en el que se afirma lo siguiente:

Por otra parte, la información emitida por la Cadena SER en la que apuntan como responsables de gruporisa.com a dos miembros de las Nuevas Generaciones del PP es tan falsa como la anterior. El site gruporisa.com no mantiene ninguna relación con el Partido Popular ni con ninguno de sus miembros. Esperamos igualmente una rectificación.

debe tomarse con cierto escepticismo.

En todo caso, que un militante del Partido Popular se dedique a colgar gilipolleces en la red sólo significa eso: que en el PP hay un militante que cuelga gilipolleces en la red (como otros tantos miles inernautas). No creo que haya nada que achacar al PP por ello (como tampoco lo habría para los miembros de su club de bolos en el hipotético caso de que el sr. Arenzana perteneciera a uno). Lo que no deja de ser sospechoso es la velocidad con que se han dedicado a hacer desaparecer su nombre.

Lo único positivo que se me ocurre do todo este absurdo es que mientras sirva para tener entretenidos a nuestros políticos, menos tiempo les quedará a estos para amargarnos la vida.

Otras cosillas

No creía que el asunto del basilisco y las mujeres menstruantes llevara a ninguna parte. Ni creo que insistir en ello sea de buen gusto, pero ya que algunos textos me han asaltado el día de hoy, intentaré acabar con la historia. El primero y más venerable no es otro que el Levítico que (como siempre, en la traducción de Casiodoro de Reina de 1569) reza así:

Item, cualquiera que durmiere con mujer menstruante y descubriere sus vergüenzas, su fuente descubrió y ella descubrió la fuente de su sangre; ambos serán cortados de entre su pueblo (Levítico, 20,18).

La cosa viene de antiguo y sobrevive hasta hoy. ¿Quién no ha oído alguna vez chorradas similares sobre mayonesas cortadas y demás? En La rama dorada, Sir James Frazer abunda en ello:

En las naciones civilizadas de Europa, las supersticiones que se acumulan alrededor de este aspecto misterioso de la naturaleza femenina no son menos extravagantes que las existentes entre los salvajes. En la enciclopedia más antigua que poseemos –La Historia Naturel de Plinio-, la lista de los peligros que pueden provenir de la menstruación es más larga que la de los propios bárbaros. Según Plinio, el tacto de una mujer menstruante convertía el vino en vinagre, atizonaba los granos, mataba los semilleros, plagaba las huertas de parásitos, hacía caer prematuramente los frutos de los árboles, nublaba los espejos, embotaba las navajas, oxidaba el hierro y el latón (especialmente en luna menguante), mataba las abejas o al menos las alejaba de sus colmenares, hacía abortar las yeguas, y así sucesivamente. De modo análogo, en varios sitios de Europa todavía se cree que si una mujer con su regla entra en una bodega, la cerveza se acedará; si toca cerveza, vino, vinagre o leche, se estropearán; si hace conservas, se pudrirán; si monta en yegua, ésta abortará; si toca capullos de flores, se secarán; si trepa por un cerezo, se secará. En Brunswick, la gente cree que si una mujer menstruante asiste a la matanza de un cerdo, la carne se pudrirá. En la isla griega de Calymnos, una mujer durante el periodo no puede ir al pozo a sacar agua, ni cruzar una corriente de agua, ni entrar en el mar. Su presencia en una lancha dicen que levanta una tormenta (Pág 681 de la edición de FCE).

Una pena que no parezca existir confirmación científica de estos hechos. Se me ocurre que un ejército de menstruantes sería más peligroso que cualquier programa de guerra bacteriológica. ¿Cómo no pensó en ello Sadam Husein? Es barato y está al alcance de cualquier potencia de tamaño medio.

Máxima

Se dice que las apariencias engañan para ocultar piadosamente la identidad de los que verdaderamente engañan.