4 de junio de 2005

Una celebración mediocre

Por algún lado leí que la inmensa mayoría de los blogs no superan los seis meses de vida. Deben saber y, por tanto, sepan que hoy, cuatro de junio de 2005, abandono la mediocridad para pasar a contarme entre los escasos elegidos que superan tan fatídica edad. No sólo me voy haciendo viejo sino que hasta tengo un blog viejo (que no clásico ni legendario). Muchos han sido los días en que me he presentado aquí con mis plagios (claro que también a mí me plagiaron el título del blog). Ciento ochenta y dos días (ciento ochenta y tres si contamos éste que inicia una nueva época, la mayoría de edad) que han dado para muchas cosas y no han dado para muchas otras.

Sigo sin saber, por ejemplo, qué es un blog, aunque he aprendido que no hace falta saberlo para mantener uno. Sigo sin saber qué es este blog, por eso en cada directorio aparece dentro de una categoría diferente. En alguno aparece como bitacora literaria, en otro como bitácora de opinión, en aquel como simple weblog, etc. Sé que las bitácoras ‘temáticas’ y ‘unitarias’ gozan de mayor éxito, pero he aprendido, con Montaigne, que si yo soy la materia de mi blog no puedo tener tema ni unidad. Sigo sin saber qué demonios es eso del ‘ombliguismo’ que tanto preocupa a otros bloggers ni por qué los blogs se usan tanto para hablar de blogs. ¿Se imaginan que el grueso de las conversaciones telefónicas versara sobre el teléfono? Tampoco sé muy bien quienes son los ‘autoproclamados gurús’ de esto que tantos recelos despiertan. Poco me importa en todo caso. Pero he aprendido, con ayuda de don Pelu y de François de la Rochefoucauld, que la seriedad es un continente misterioso del cuerpo que sirve para ocultar los defectos de la mente. Sigo sin conocer los inescrutables caminos del ciberespacio, pero he aprendido que el amigo Google me trae por aquí visitantes insospechados a través de rutas aún más insospechadas. Tan insospechadas que me llevaron a registrarlas en otra bitácora paralela que poco a poco, y a pesar de lo desatendida que la tengo, va acumulando ‘llegadas’ quizá más asombrosas. Pero no se alarmen, que resistiré la tentación, el irrefrenable atractivo de la regresión infinita y no abriré una tercera bitácora para registrar las llegadas a las llegadas. Les dejo aquí una breve selección de algunas de las más chocantes para su deleite (si es que son capaces de delitarse con semejante cosa). Puedo asegurarles que en la pila de búsquedas en espera de publicación se cuentan otras muchas muy jugosas.

spinoza y el problema de politicas publicas relacionadas con acceso a medicamentos
de donde es la leyenda de el diablo disfrazado de guagua

fotos de las duchas del seminario santo tomas de aquino
blogs de adoradores extravagantes
busco mujer europea que quiera casarse con latino
buscar hombre maduro para sexo con otro hombre que viva en valparaiso
sui generis donde nadie nos va a molestar blues de levante
agregado cultural cubano de islas canarias
poesia has triunfado por fin patria mia del autor justo sierra mexicano
experimentos de percepcion sobre donde esta wally
aportaciones de fredy ford al mundo del trabajo
ferran adria desnudo
modificaciones que se hicieron al reglamento del futbol del ano 1997 al 2005 en mexico
kaliningrado aeropuerto como se llama
biografias de cientificos q han aportado para los avances
cuantos habitantes hay en punta arenas en el ano 2005
javier marias el inventor de la primera adivinanza
foto del papa don pablo ii ya embalsamado
me cuesta orinar tiene algo que ver por que estoy embarazada


Si hemos de creer a Nedstat, lo que puede que sea mucho creer, las visitas a este humilde rincón han superado las 20.000, lo que quizá sólo demuestre que los cuatro gatos que por aquí paran recargan a menudo esta página. Tampoco es para ponerse muy optimista porque, si se tiene en cuenta mi graforrea, no creo que toque a más de treinta palabras por lector en el mejor de los casos. Pero lo cierto es que, seamos los que seamos, se ha organizado por aquí una curiosa ‘panda’ (le tomo prestada a Aquende la expresión) en torno a ese patio vecinal de Haloscan cuyo único defecto sea, quizá, que ahuyenta a los inocentes neófitos que se atreven a aventurarse por él. La puerta, va de suyo, sigue abierta para todos. Y todos siguen invitados a finalizar el relacto caótico. Tomen nota de Juanba, que ya lo ha hecho.

Me he tomado la molestia de comprobar en el servidor de Naciones Unidas el número de países del mundo (recuerden que a ese dato siempre hay que sumar uno, Taiwan, que no es miembro). Son, por tanto, 192 países. No puede decirse que Nedstat sea muy fino a la hora de localizar geográficamente las visitas pero si hay algo de verdad en sus estadísticas, en estos seis meses he recibido visitas de 62 países, es decir un 32,3% de los paises del mundo. A pesar de ello y para mi fortuna, continúo sin ser un líder de opinión y, en consecuencia, vivo mucho más tranquilo.

Releyendo viejos posts tengo la sensación de apreciar cierta evolución estilística. La cosa puede deberse en parte a que empecé a publicar aquí sin tener las más remota idea de qué hacer con este espacio. No es que ahora haya ganado mucho en claridad de ideas pero algo debe hacer la costumbre. Definitivamente lo he pasado muy bien escribiendo toda esta morralla. Unas veces mejor que otras, pero siempre ha sido placentero. Sin embargo, no parece haber coincidencia entre aquellos escritos que más disfruté componiendo y aquellos otros que gozaron de mayor éxito (si el éxito puede medirse en términos de tráfico). En vista de que hoy ando de celebración (mediocre, como corresponde) permítanme el autobombo. He aquí la lista de posts cuya redacción, a bote pronto y sin gran reflexión, me ha resultado más agradable durante estos seis meses.

El hombre sin ombligo (con o sin prepucio)
Rebelde libertad
Fragmentos
CHE FECE … IL GRAN RIFIUTO
La circunstancia combinatoria
El Airbus de Hilbert
Paradojas
Láminas turbulentas
Ensalada científica
Traiciones, ¿o no?
Noche de gala
Adding Sense to Ads
Buscando pájaros en Google
De libris fatalibus
Sindicalistos
Fragmentos enciclopédicos
Casa de citas

Pero si de verdad quieren disfrutar, dénse una vuelta por estos dos lugares que ya se cuentan entre mis destinos habituales: El Florido Byte y La decadencia del ingenio. Les aseguro que merecen la pena. Poco más diré por hoy. El otro día les traje por aquí un artículo de JM sobre artistas y mamarrachos. Adaptaré su final (ya saben que me tira mucho el plagio) para despedirme:

...previendo que no correrán ustedes gran peligro en este blog, me voy a quedar un rato más, aunque con esta pieza se cumplan los larguísimos seis meses que llevo ya envenenándoles los desayunos, meriendas o cenas. Un placer. Un honor.