16 de julio de 2005

Coplas del plagiador perseguido

Es posible que recuerden que no hace mucho, alguien que decía ser un angelito se había molestado en copiar el blog de don Pelu al completo. Por lo que se ve (o va viendo, o por lo visto, o incluso por lo que nos queda por ver) la cosa es costumbre cada vez más establecida y extendida entre este grupo de memos que dedicamos las horas a juntar y soltar letras por la red y para el que se ha establecido un curioso eufemismo, blogosfera. Imagino que don Eduardo Torres llevaba mucha razón, como siempre, cuando dijo que las ideas son tan pocas que no todo el mundo tiene la suerte de que le toque alguna.

En el día de ayer (o de antesdeayer, que ya no tengo la cabeza como antes y he perdido el sentido del tiempo) un tal Adolfo Urso, cuya autenticidad despertó las mismas dudas que el notable Jesper Henning-Olsen, se descolgó con una reproducción fiel y exacta del último truco del prestidigitador Kundabuffer. Aunque en honor a la verdad debe decirse que fiel y exacta, lo que se dice fiel y exacta no era: la palabra 'Technorati' había sido sustitída por 'Tecnocracia' (¿?) y la dirección de correo electrónico del autor lo había sido por la del copista o amanuense. Lamentablemente, las pruebas ya han desaparecido del espacio público.

Si nos ponemos serios, cosa que aquí no se acostumbra, habría que recordar, por ejemplo, cierta estrofa de las Coplas del Payador Perseguido de Atahualpa Yupanqui.

Los peones formaban versos
con sus antiguos dolores.
Después vienen los señores
con un cuaderno en la mano,
copian el canto paisano
y presumen de escritores.

Pero ya les digo, no es cuestión de ponerse serios, que amanuenses ha habido siempre y su papel no es baladí. ¿Habrían pervivido las obras de los clásicos de no ser por el desinteresado esfuerzo de los copistas medievales? Dejémosles copiar si a ellos les divierte, lo que no quita que de vez en cuando echemos unas risas a su costa. Mi impresentable juego de hoy, lo sé, es una desfachatez. Ni siquiera he pedido permiso al señor Yupanqui para hacer lo que voy a hacer, pero es que no se me pone al teléfono. Tampoco es para echar las campanas al vuelo, sólo se ofende el que gusta de ello.

Coplas del plagiador perseguido
(sin permiso de Atahualpa Yupanqui)

Con permiso via a dentrar
aunque no soy convidao,
pero en mi pago, un ‘tratao’
no es de naides y es de todos.
Yo via copiar a mi modo
después que haiga churrasquiao.

No tengo Dios pa pedir
cuartiada en esta ocasión,
ni puedo pedir perdón
si entuavía no hei faltao;
veré cuando haiga acabao;
pero ésa es otra cuestión.

Yo sé que muchos dirán
que peco de atrevimiento
si largo tu pensamiento
pal rumbo que ya elegí,
pero siempre hei sido ansi;
un plagiador contra el viento.

La copia tiene razones
que hacen engordar las venas
calco sobre calco y letras
en que uno pega el grito
Tu escrito es un puñadito,
pero hay montañas de escritos.

No sé si tu escrito es lindo
o si salió medio triste;
nunca fui zorzal, ni existe
plumaje más ordinario.
Yo soy pájaro copista
que no conoce a Rosario

Copio porque no trabajo,
que el trabajar es la ruina;
anido en árbol de espina
lo mesmo que en cordilleras
sin escuchar las zonceras
del que escribe a lo gallina.

No me arrimo así nomás
a los jardines floridos.
Sin querer copio alvertido
pa' no pisar Technorati.
Hay pájaros que solitos
se entrampan por presumidos.

Aunque mucho he traqueteao
no me engrilla la prudencia.
Es una falsa experiencia
vivir temblándole a todo.
Cada cual tiene su modo;
duplicación es mi cencia.

Yo soy de los del montón,
no soy flor de invernadero.
Soy como espejo difuso,
copio sin hacer mención.
Publico en un punto com
y así me aplaude el iluso.

Corto nací y corto vivo
por eso soy delicao.
Estoy con los de mi lao
copiando escritos ajenos
pa' hacer nuevo lo que es viejo
y verlo al texto cambiao.

Acostumbrao a lo fácil
yo nunca me sé cansar,
y si me siento alabar
yo me acerco despacito,
pues aquel que es compadrito
copia pa' hacerse aclamar.

Si me dicen "escritor"
agradezco el homenaje
saludo al que me agasaje,
no me faltan los resabios,
y son para ti los agravios
que le hagan al personaje.

El trabajo es cosa mala,
es lo peor da la vida;
así la vida es ganada,
ir copiando en campo ajeno.
Unos trabajan de trueno
y es para otros la llovida.

El kundabuffer presume
de estilismo y elegancia
el cree que es estravagancia
que el copión viva mejor
mas no sabe ese señor
que lo de Urso es vagancia.

El que tenga sus escritos
hace muy bien en cuidarlos
pero si quiere ocultarlos
que a la ley no se haga el sordo
que en todo blog de esos gordos
los textos hay que copiarlos

Yo vengo de muy abajo
y muy arriba no estoy
al necio mi copia doy
así lo paso contento
porque estoy en mi elemento
y ahí valgo por lo que soy.

Autor que copie a don Pelu
ni muerto se va a callar
pues ande vaya a parar la copia
de ese cristiano
no ha de faltar el paisano
que la haga resucitar

Tal vez otro habrá robao
tanto como he robao yo,
y le juro, creameló,
que he visto tanta destreza,
que yo pensé con presteza:
que chollo pa reproducción.

Nadie podrá señalarme
que copio por amargao
Si he copiao lo que he copiao
quiero servir de alvertencia
el copiar no será cencia
pero tampoco es pecao...

Yo no consegui aclarar,
y no me explico el motivo,
tres puntos consecutivos
que algunos suelen usar.
Alguien me puede explicar...
...estos puntos suspensivos?