31 de enero de 2006

Evaluación docente

Tiempo atrás, es justo que ya vayan conociendo alguna de mis miserias, un servidor pasó un par de años como profesor universitario. Por una de esas ironías de la vida a mí, que jamás he tomado una determinación acertada, me tocó entre otras abstrusas materias impartir algo llamado ‘Teoría y Métodos de la Decisión’. Pero claro, una vez que tuve resueltos los enigmas de la disciplina sólo me cupo hacer una cosa y, en justa aplicación de tales métodos, decidí dejar de dar clase. No obstante, durante aquellos años tuve ocasión de conocer las llamadas ‘encuestas de evaluación docente’ desde el mismo centro del ruedo y la cosa, se lo aseguro, tiene su enjundia.

Consiste semejante evaluación en un cuestionario al que responden los alumnos (el alumnado, para los sindicalistos) opinando con mejor o peor fortuna sobre los desvelos (o velos) del profesor. En mi caso solían producir resultados un tanto chocantes. Por ejemplo, mayoritariamente los estudiantes declaraban que yo ‘dominaba la disciplina’. Pero tambien, con la misma abrumadora mayoría, declaraban que no entendían ni jota de lo que yo les decía. Y yo me preguntaba y me sigo preguntando cómo demonios podían saber si yo sabía o no de lo que estaba hablando sin entenderlo antes. Estoy convencido de que no son éstas formas de ‘evaluar’ a los docentes y falta hace que se haga.

Ayer, don JPQ publicó una de esas listas que circulan por la red plagadas de disparates. Siempre dicen ser recientes aunque reconozco algunos que ya fueron publicados en las diversas Antologías del Disparate del profesor Luis Díez Jiménez. Se supone que estas listas pretenden ilustrar sobre la burricie del alumnado, aunque más de una vez dejan al maestro a la altura del betún. Repasaré someramente la lista de don JPQ, si quieren más pueden consultar aquí (y si están hartos de alumnos, pueden variar aquí).

1.- Reproducción sexual: Para que se provoque la fermentación, tienen que estar el órgano masculino dentro del femenino.

Es cierto que el alumno no ha contestado a lo que se le pregunta pero también lo es que lleva parte de razón. Tal sólo se le pasó un detalle: para que se produzca la fermentación el órgano masculino tiene que estar dentro del femenino mucho tiempo, más del que el común de los mortales es capaz de aguantar (amén de precisar elevadas temperaturas y otras precisas condiciones).

2.- Derivados de la leche?: La vaca.

De haber preguntado por los derivados del huevo habría de contestarse que la gallina, con lo que los aspectos filosóficos de la propuesta quedan más al descubierto. Al fin y al cabo la leche convenientemente administrada a una ternera acaba transformándola en vaca.

3.- Estimulantes del sistema nervioso: El café, el tabaco y las mujeres.

Nada que añadir. Matrícula de honor sin discusión posible.

4.- Explica algo del Greco: Era bizco.

Señalar los defectos de los demás es cosa de muy mala educación y, en consecuencia, no cabe aquí aceptar la respuesta del alumno. Pero ello no obsta para señalar que ésta no es forma de preguntar un un examen. ¿Qué es eso de “Explica algo”? ¿Cómo que “algo”? ¿Creen ustedes que podemos permitirnos maestros así? Este maestro se tiene bien merecida esta maleducada respuesta.

5.- Polígono: Hombre con muchas mujeres.

La palabra “polígono” procede del griego y quiere decir “muchos ángulos”. El chico no ha dado en el clavo pero hay que reconocer que su respuesta es mucho más sugerente que la que esperaba el maestro.

6.- Comentar algo del 2 de mayo: ¿De que año?.

Como ven nuestro maestro aficionado a preguntar “algo” sigue erre que erre con su peculiar teoría docente. ¿Qué podría decirle a un alumno que le hubiese contestado “estaba nublado”? Nada ¿verdad? Pues si le toman el pelo sus alumnos, le está bien empleado.

7.- Cogito, ergo sum: Le cogí lo suyo.

Descartes puso mucho empeño en ocultar sus fuentes y no solía citar a nadie, pero no por eso debe deducirse que no le cogiera lo suyo a otros. Como traducción es mala, pero como acusación es cuando menos digna de consideración.

8.- La sal común: Tiene un curioso sabor salado.

Al parecer los modernos sistemas educativos priman sobre todo el fomento de la curiosidad del alumno. No cabe, a tenor de esta respuesta, sino celebrar que éste en concreto encuentre curioso el sabor salado de la sal. Es a todas luces un éxito educativo por el que no cabe sino brindar con vino griego de mi tierra natal

9.- Derivados de la leche: El arroz con leche.

Y ya puestos el café con leche. Esta vez el alumno ha patinado lo suyo pues ya sabemos que el principal derivado de la leche es la vaca,

10.- El arte griego: Hacían botijos.

Es cierto que no eran botijos tan sofisticados como los de hoy en día, pero botijos eran. Y quién no esté dispuesto a aceptar que lo sean que empiece por dejar de llamar ‘Hachas” a las hachas de sílex del neolítico.

11.- Países que forman el Benelux: Bélgica, Luxemburgo y Neardental.

La verdad es que no sé si es errata por “Neanderthal”, de lo que cabría deducir que el chico tiene muy mala imagen de los holandeses y deberían escucharse sus razones antes de juzgarle; o bien es bárbaro neologismo tomado del inglés “near dental” cuya interpretación se me antoja aún mas abstrusa. En todo caso la historia del arte y el pensamiento está llena de sombras y oscuridades, desde Góngora a Jacques Lacan, cuya obra nadie sabe lo que significa y no por eso se les suspende.

12.- Pediatra: Medico de pies.

Puedo asegurarles que todas las dolencias que mis hijos han tenido en los pies han sido tratadas por un pediatra. Es, por tanto, respuesta parcial e incompleta, pero no falsa.

13.- Quevedo: Era cojo!, pero de un solo pie.

Si hemos de creer a Luis Astrana marín, que puso en boca de Quevedo estas palabras “Los que me quieren mal me llaman cojo, siendo así que lo parezco por descuidos, y soy, entre cojo y reverencias, un cojo de apuesta, si es cojo o no es cojo; pero nada apto para danzar o cantar”, este muchacho quiere mal a Quevedo, lo que no es razón para suspenderle. Entre otras cosas porque sus dos afirmaciones son ciertas.

14.- Brisa del mar: Es una brisa húmeda y seca.

Para un alumno que utiliza el olvidado oxímoron vamos y le condenamos al escarnio de esta lista. Si es que nos quejamos por todo.

15.- Un gusano que no sea la lombriz de tierra: La lombriz de mar.

¿Qué problema hay aquí? La lombriz de mar existe y no es una lombriz de tierra, que es lo que se le pedía.

16.- El oído interno: Consta de utriculo y draculo.

Al decir de la prensa y los opinadores profesionales uno tiene el derecho de expresarse en la lengua que siente como propia. Respetemos ese derecho.

17.- Palabra derivada de luz: Bombilla.

Pues sí, es correcto, de la luz que se le hizo a Thomas Alva Edison en su cabeza no sé si por inventarla pero sí por patentarla. Perich nos mostró a todos su verdadero mérito: Edison se hizo rico no por inventar la bombilla sino por inventar la bombilla que se funde.

18.- ¿Conoces algún vegetal sin flores?: Conozco.

Una vez más aprobado para el alumno y suspenso para el maestro por no saber formular correctamente una pregunta. De hecho, si este alumno no se lleva matrícula de honor es por no haber contestado con un escueto ‘Sí’, que es lo que semejante pregunta demanda.

19.- Moluscos: Son esos animales que se ven en los bares, por ejemplo el cangrejo.

Esto sí que es intolerable y prueba de que este muchacho no frecuenta ese tipo de locales, pues si bien es cierto que en los bares de por aquí abundan los moluscos no es menos cierto que también lo hacen los crustáceos como el cangrejo. Castigado a tomarse el aperitivo todos los domingos hasta que aprenda a distinguir las tapas y raciones.

20.- Ejemplo de reptil: La serpiente "Putón".

He revisado la Historia Natural de Plinio el Viejo asi como el catálogo de serpientes de la Farsalia de Lucano, pero no he sido capaz de encontrar referencia a este curioso reptil. No cabe, de todas formas, presumir su inexistencia. El número de bichos no catalogados por la zoología aunque desconocido se sabe muy elevado. Tal vez este muchacho se haya topado alguna vez con una serpiente putón (no creo que sea dificil reconocerla).

21.- Calamar: Se llama así porque cala los mares.

Es cierto que ‘calamar’ proviene de ‘calamus: caña o pluma de escribir’ y la cosa tiene más que ver con la utilidad de su tinta que con su capacidad para mojar lo mojado. Pero debe reconocerse al examinando una cierta disposición para la lógica y la argumentación, lo que ya es mucho en los tiempos que corren.

22.- Movimientos del corazón: El corazón siempre está en movimiento, solo está parado en los cadáveres.

Es verdad como un templo, aunque quizá la pregunta se refiriera a otra cosa, como los movimientos por la solidaridad y otras bienintencionadas iniciativas..

23.- El sexto mandamiento: No fornicarás a tu padre y a tu madre.

Pues no será el sexto, pero es un mandamiento con el que todos estaremos de acuerdo, ¿no?.

24.- Un cuadro de Velázquez: Las "mellizas".

Siempre es de agradecer que se descubran obras perdidas u olvidadas. Tal vez “Las Mellizas” sea una de ellas ¿Quién está en condiciones de afirmar que Velázquez no pintó jamás unas mellizas? (Y eso sin tener en cuenta que pintores llamados Velázquez ha habido muchos).

25.- Qué es la hipotenusa: Lo que está entre los dos paletos.

Vale, esta vez el alumno no tiene excusa, pero me permitiré añadir aquí la genial aportación de otro estudiante que también circula por internet.

Image hosting by Photobucket

¿Acaso no lleva razón este otro muchacho?

26.- El cerebelo: Es el fruto del cerebro.

Qué forma más poética de verlo. Yo, que no tengo nada de poeta, siempre creí que el cerebro era un tumor benigno del cerebelo. Nada como su extirpación para disfrutar de una vida apacible y placentera.

27.- Animales suptores: Son los que chupan, como el elefante.

Hombre, chupar, lo que se dice chupar, chupamos todos en algún momento de la vida aunque yo a lo del elefante lo llamaría mejor ‘sorber’.

28.- Sancho Panza: Era muy aficionado al vino, a las mujeres y a las drogas.

Si tiene pruebas que lo denuncie y si no que se deje de hacer acusaciones sin fundamento.

29.- Partes del tronco: Ombligo, cintura y tetilla.

Pasen Ombligo y Tetilla pero anda que no he visto yo troncos sin cintura.

En todo caso, acertado o no el alumno, lo que sí me parece es que estas preguntas de examen son de lo más aburridas. No me extraña que la chiquillería no quiera ir al colegio. Lo suyo es hacer exámenes cautivadores, innnovadores, con encatnto, creativos, especiales. Y al hilo de esto recuerdo que hace un par de días, durante una cena con un viejo amigo tuve ocasión de recordar una de las memeces con las que solíamos perder el tiempo en el bachillerato, la propuesta de exámenes alternativos a los que nos colocaban los profesores.

La cosa empezó con quince o dieciéis años, mezclando todas las materias. Eran cosas simples como : Calcular la molaridad de un cuerpo de tres kilogramos de peso sabiendo que el índice de población mundial es de la tercera declinación. Pero que ya desde el principio, derivaron en cosas tan delirantes como:

Periodo de lactancia de la bellota sintética.
a) Cuando no tiene límite
b) Cuando el equivalente gramo es la unidad
c) Cuando el sujeto está en nominativo plural
d) Cuando llueve no hace sol

Con el tiempo la cosa fue alcanzando preocupantes cotas de desvarío. Les presento aquí uno de esos cuestionarios (sean condescendientes, es obra de menores de edad). Espero que me resulte útil para lo que les diré más adelante.

1. Discernir, embarcar y estibar a escala 3:10 y según el principio de individuación de la Heliconiidae, el momento de inercia de un tostador volante respecto a un eje alrededor del cual no gira ni de casualidad, mientras haya trasiego de electrones trashumantes. Grado de disociación de la Mesta: 3,3. Tomar la gravedad como muy grave.

2. Traducir, trastocar, trastornar, trasconejar y trasegar el traslado o transporte de un trapezoide trabado, y el trabajo tras tres trienios de trastrueque y trapicheo. Tratar de trabucar la trashumancia de dicho trapezoide tan tranquilamente a través de un trote transversal.

3. Despistar y disminuir psíquicamente el siguiente el siguiente sistema filosófico racional: El conocimiento eterno tiene lugar por una complicada vía metabólica dirigida hacia el origen de coordenadas por el kilogramo patrón de una manera solapada.

4. Desarrollar dos de los siguientes temas:
a) La vida
b) La muerte
c) El estado de coma
d) Psicología del dominguero
e) La vaca
f) Otra vaca
g) Simetrías axiales en un periodo cuerniforme
h) Significado estilístico y poético de la máquina cosechadora en las epístolas de San Pablo según San Mateo

5. Enrevesar y entretejer la complejidad de las vías de disociación de un solenoide esterificado en la posición contrapuesta a las teorías de Plotino cuando uno de sus pulgares tiende a infinito.

6. En una disolución concentrada 25M de ácido sulfúrico se echa a Platón y Aristóteles embarazados de trillizos. Una vez alcanzado el equilibrio, calcular:
a) La línea de flotación
b) El aerodinamismo particular de cada uno de los elementos

Llegados a este punto se habrán dado cuenta de la idiotez que les he soltado hoy. Pues bien, en mi descargo debo decir que éste es el post que hace el número doscientos y ya me iba mereciendo poner aquí algo que no me diera mucha guerra. Alcanzada esta mágica cifra, pueden ustedes utilizar el cuestionario anterior para evaluarme como blogger.

P.S. Queda eximido de contestar a este cuestionario de evaluación el individuo que llegó ayer desde google buscando esto:

"sin las bragas" -xxx -hardcore -cheerleaders -relatos -chocho -chistes -logroño -teens

¿Logroño? (Hoy no es el día de la poesía)