3 de mayo de 2006

Teddy Mars – Cronología (II)

Capítulo anterior:

Cronología (I)

1968

La construcción del Hospital Wassermeier, que con el tiempo sufriría notables ampliaciones, dejó tan satisfechos a los miembros de la asamblea que en un arrebato de bondad levantaron todas las sanciones impuestas sobre Teddy. La primera consecuencia de esta magnánima decisión, no podía ser otra, fue la pronta decisión de Teddy de publicar un nuevo disco. Cualquiera podía haberlo imaginado y es razonable suponer que los miembros de la asamblea tapihiana simplemente hubiesen constatado que ya que era imposible librarse de los discos de Teddy Mars mejor era tener la fiesta en paz.

Por aquel entonces Teddy flirteaba con una insustancial muchacha llamada Loreto Zuso. No valía gran cosa e incluso tenía un ojo de cristal que la hacía parecer estrábica, pero tampoco es que Teddy fuera muy popular. Por lo que se sabe, a pesar de su apariencia monjil e inocente, la tal Loreto debía ser de armas tomar. Hacía y deshacía a su antojo y el pobre Teddy se veía obligado a seguirle la corriente en todo. Cualquera se atrevia a llevarle la contraria. Decía sentirse arrastrado, “como una rueda” llegó a afirmar, y precisamente esta imagen le sirvió para titular su siguiente trabajo: Wheel Feelin’, dedicado a su compañera de fatigas (y nunca mejor dicho lo de fatigas).

Tan pronto comenzó a trabajar en el disco aparecieron los problemas. La señorita Loreto insisitó en aparecer en la portada lo que a juicio del padre Emmanuel y de cualquiera con dos dedos de frente iba a afectar negativamente a unas ventas que ya de por sí se preveían escasas. No hubo forma de convencerla de lo inoportuno de su empeño y no quedó más remedio que aceptar la imposición.

Después insistió en que Teddy apareciera junto a él. Esto ya era más difícil de satisfacer. Teddy se ha negado siempre a ser fotografiado y no estaba dispuesto a hacer una excepción. Tras arduas discusiones y aprovechando que la chica andaba algo debilitada por la astenia primaveral consiguieron que aceptara ser retratada en companía del misterioso personaje que aparecía en la portada de The Times They Are a Newspaper.

Luego llegó lo peor. Insistió en que debían aparecer completamente abrigados, cosa verdaderamente exótica en Tapihi. Ella, que siempre tenía frío, tenía un viejo abrigo verde, pero el ‘modelo’ no disponía de nada parecido y fue necesario encargar la ropa en el Canadá. Mucho se ha especulado sobre el extraño frío constante de la señorita Loreto. Se ha llegado a decir que padecía de Hipotermia Crónica pero, probablemente, lo más sensato es lo que declaró años más tarde el propio Teddy sobre la gélida temperatura corporal de su entonces ex-compañera: No me extraña, era un verdadero reptil.

Wheel Feelin', 1968

Con seguridad el tema más conocido de los incluidos en Wheel Feelin’ sea Your Pretty Eye, dedicado al ojo izquierdo de su novia porque Teddy consideraba de mal gusto referirse en público al derecho, esto es, el de cristal. Se trata de un tema rebosante de hipocresía que en nada refleja la tensión latente en la relación de la pareja.

Your Pretty Eye (Extracto)

Powered by Castpost

En todo caso la ruptura se veía venir. Teddy era cada vez más ambicioso y la señorita Loreto cada vez le limitaba más. Y además era muy fea. Su relación era cada vez más tirante. El día que no se tiraban los trastos a la cabeza era porque se los tiraban a partes más sensibles de la anatomía. Más de una vez se temió por la vida de alguno de ellos, casi siempre la de Teddy, que finalmente se vio forzado a expulsarla de su casa, de su vida y de la Asociación de Amigos de los Sellos de Correos que presidía.

Durante el verano de 1968 Teddy pudo comprobar los extraños efectos que producía la inhalación del humo procedente de la combustión de las hojas de una variedad vegetal local llamada Maha Aría. No está claro si debe atribuirse a esta planta algún papel en el desarrollo del que habría de ser su próximo trabajo, Are You Stupid?, que presentó con el pintoresco nombre de ‘The Teddy Mars Experience’.

Are You Stupid?, 1968

Are You Stupid? pasará a la historia por Fire and Pain, un caótico y agitado tema que evoca su primer encuentro con la que sería su primer verdadero gran amor, Dolores Johnson. Estaba Teddy una mañana sentado en la terraza de Le Neu Perroquet Bléu disfrutando de una cerveza cuando la vio pasar. Quedó inmediatamente prendado de sus encantos. Quiso la fortuna, la mala fortuna, claro, que el mechero encendido con el que se disponía a encender un cigarrillo se le escurriera de entre las manos y fuera a parar a su entrepierna. Teddy no fue consciente de los destrozos que estaban produciendo las llamas hasta pasados unos minutos. Tan absorto estaba en la contemplación de aquella mujer que no supo reaccionar hasta que fue demasiado tarde. Entonces, con perfecta conjunción de ingenio y reflejos, acertó a derramar la cerveza sobre el centro de la ignición salvando milagrosamente sus capacidades reproductoras.

Dolores Johnson era una mujer de bandera, no como Melanie Griffith, que lo es de Banderas. De prietas carnes, sus largas piernas, firmes pechos, culo respingón, inteligencia superior y arrolladora personalidad la convertían en un objeto de deseo no exento de temor a los ojos de cualquier varón o lesbiana. Teddy no se lo pensó dos veces y de aquella guisa, con los pantalones chamuscados y empapados de cerveza, se dirigió a ella con intención de requerir sus favores. Fue entonces cuando ella le contestó con las palabras que habrían de titular su disco.

Fire and Pain es, en consecuencia, el reflejo de la rabia y el dolor que Teddy sentía pero no sabía si achacar al rechazo amoroso o a las graves quemaduras genitales que padecía. Poco importa en todo caso pues el resultado recuerda más bien a una banda de colegiales en la fiesta de fin de curso lo que, tratándose de Teddy, ya puede considerarse todo un éxito.

Fire and Pain (Extracto)

Powered by Castpost

Tamaño fracaso amoroso habría hecho cundir el desánimo en cualquier otra persona, pero Teddy Mars estaba hecho de una pasta especial, una especie de aglomerado de corcho que impedía y sigue impidiendo que tenga reacciones similares a las del resto de la humanidad. Teddy Mars nunca fue hombre dado al desaliento y siempre fue incapaz de asumir la derrota. Y eso que tuvo sobradas ocasiones para hacerlo a lo largo de su vida. Por ello, los meses siguientes dedicaría buena parte de su tiempo al asedio de Dolores Johnson seguro de que, antes o después, caería en sus brazos. Las consecuencias de su tenacidad son sobradamente conocidas y ya habrá tiempo de hablar de ellas.

1969

El ambiente de permisividad reinante había hecho llegar a Tapihi músicos procedentes de todos los rincones del mundo. Si Teddy Mars publica discos –se decían– cualquiera puede hacerlo. Integrando esta ola migratoria se encontraban dos saltimbanquis con gran sentido del ritmo y nula capacidad melódica, Bruce Ginger y Jack Baker. Ambos protagonizarían una intensa y fructífera colaboración con Teddy Mars a lo largo de 1969.

Se cuenta, aunque nunca ha habido forma de confirmarlo, que en el viejo continente habían actuado como forzudos en un circo rumano. Jack, desde luego, bien podía haber sido el forzudo de un circo, pero Bruce no era capaz de levantar una caja de treinta y seis botellines ni a primera hora de la mañana. Además, su marcado acento australiano hacía difícil imaginárselo recorriendo Rumanía en un carromato.

En todo caso, Teddy continuaba el acoso a su amada Dolores Johnson cuando, por casualidad, trabó contacto con esta curiosa pareja. El entendimiento fue inmediato y Teddy tuvo claro desde el primer momento que podían ayudarle a interpretar la pieza definitiva, aquella que haría que Dolores al fin se derritiese y cayera, herida de amor, a sus pies. Formaron un curioso trio con el que colaboraba esporádicamente el padre Emmnauel a los teclados. “Más que una banda, somos un equipo”, declaró Teddy por aquellos días y una cosa llevó a la otra, es decir, que acabaron bautizándose como Team.

Hello, 1969

Hacia la primavera salió al mercado el disco titulado Hello, que incluía la pieza en que Teddy tenía depositadas todas sus esperanzas de seducir a Dolores Johnson, Here is yor man. Contrariamente a los que podía suponerse, el tema alcanzó la fibra sensible de su destinataria, que acabó convencida de que el título decia la verdad y se convirtió, de hecho, en la pareja del padre Emmanuel.

Here Is Your Man

Powered by Castpost

Se abrió así uno de los periodos más duros de la vida de Teddy Mars, obligado a silenciar su amor por la pareja de su buen amigo el padre Emmanuel. A lo largo del año siguiente las cosas pasarían primero de castaño claro a castaño oscuro y después de castaño oscuro a negro zaino, pero no es cosa de adelantar acontecimientos.

(Continúa aquí)

(Y una vez más gracias a Jeanda)