31 de enero de 2007

El arte por el arte

De forma algo accidentada he tenido ocasión de recordar en el infierno de monsieur Quiñonero ciertas palabras de la conversación de Jusep Torres Campalans con Picasso que reproduzco aquí:

Nos van a seguir a cientos, porque, una vez abierto ese camino, es más fácil mentir con las ideas que con las manos. Todos los inteligentes se creerán pintores. Dios les conserve la vista, que bien la necesitarán el día de mañana para ver su condenación.

No se me ocurre forma más atinada de describir el estado del arte acual y afirmar una de mis recurrentes tesis, que el arte ha sido sustituído por el discurso sobre el arte sin que a nadie parezca importarle gran cosa. Cada exposición es simplemente una excusa para que a uno le den una conferencia cada vez más independiente de las obras.

Por eso me permito recomendar a todos un paseo por la vida, obra y milagros del genial pintor ilerdense. Háganlo con los ojos y la mente bien abierta. Seguro que me lo agradecen.