12 de febrero de 2007

Extractos de una entrevista a Teddy Mars (VII)

TM:… otro buen ejemplo es el de Stevie. Tiene fama de ser un virtuoso pero su grandeza no reside en eso sino en la pasión que le ponía a la interpretación. No creo que pueda llamársele virtuoso cuando prácticamente nunca se salió de la escala pentatónica, ni siquiera en Riviera Paradise, que lo pedía a gritos… Dicho sea de paso, me alegro de que no lo hiciera.

JR: Todos los que le vieron en directo coinciden en que era muy pasional, muy intenso…

TM: Claro. Por eso llega con tanta facilidad a todo el mundo. Habla con su guitarra. Yo siempre he tenido la sensación de que el instrumento era en su caso una terapia. De no haber descubierto la guitarra se habría vuelto loco.