5 de febrero de 2007

Aún hay clases

Por algún lado leí hace tiempo que en Francia el Canal+ estuvo al borde de la quiebra hasta que tomó la “arriesgada” decisión de programar pornografía. Fue entonces cuando comenzaron a llegar en masa los suscriptores.

Por estas latitudes la rentabilidad del Canal+ se logró gracias a la programación de partidos de fútbol, lo que demuestra que todavía hay clases y la nuestra no es como para estar orgulloso.